Pincha reproductor para escuchar el último programa de radio sobre pesca deportiva dialdepesca.com

viernes, 29 de noviembre de 2013

Francisco Prats el coraje del pescador paralítico. En Pescamar 129 (diciembre de 2013)


Este mes de diciembre se publica uno de mis reportajes más humanos, de los que me gusta escribir, pues la pesca no es sólo sacar peces. El caso de Francisco Prats, que tras un accidente quedó en silla de ruedas, y que ha encontrado en la pesca un motivo de seguir adelante. En el mismo artículo hablo de casos como el de mi amigo Walter Tanero, gran pescador de doradas gigantes y conocido por su blog http://dorada-tanero.blogspot.com.es/ que tras graves quemaduras ha encontrado también en la pesca un aliciente para superarse, y el de mi inolvidable amigo Juan Urrutia, que antes de morir este año con 33 años de un tumor y manco del brazo derecho por la enfermedad seguía pescando al spinning.
Os invito a que compréis la revista para leer uno de mis mejores artículos, gracias en parte a recoger el testimonio de una persona excepcional de este valiente mallorquín, y por supuesto el de mis otros buenos amigos Walter y Juan que jamás te olvideré.




La pesca tras una parálisis


Un único segundo de infortunio puede cambiar para siempre la vida de cualquiera de nosotros, bien por un accidente o factor imprevisto. Es el caso del mallorquín Francisco Prats que hace ocho años recibió en su vehículo un fuerte choque de otro coche con resultado de graves fracturas que le postraron desde entonces en una silla de ruedas. Pese a las importantes secuelas, este duro golpe no le ha impedido retomar su gran afición de siempre; la pesca embarcada, cuya práctica supone además un bálsamo una forma de superarse a sí mismo y modo de compartir amistad con sus amigos de a bordo.



Texto: José Luis Lago García (www.dialdepesca.com)
Fotografías: Francisco Prats/Walter Tanero/Juan Urrutia

Vamos a contar una historia que a muchos pescadores debería impactar ya que manifiesta el afán de superarse a sí mismo ante la adversidad y en la que la pesca ha supuesto uno de los factores principales para retomar un brutal cambio de vida que se veía casi desde los infiernos.



Nadie quiere imaginar que un día trágico cambie para siempre el rumbo recto que se espera de la vida. Pese a que todos pensamos que situaciones dramáticas únicamente les pasan a los demás, a Francisco Prats con actualmente con 51 años esta premonición trágica le ocurrió un 20 de noviembre de 2004 cuando un coche se saltó un ceda el paso a toda velocidad, y chocó contra su vehículo. Un segundo antes del impacto, contando únicamente con 42 años tenía un futuro brillante como primer oficial de la sección de electricidad de la marca Mercedes, pero el accidente le destrozó literalmente las piernas, porvenir profesional y con las graves secuelas parecía que se desvanecía su gran afición; salir a pescar.

Al despertar del accidente, ya en el hospital, le explicaron que le estaban intentando salvar las extremidades dañadas y aferrándose a una vana esperanza pensaba que todo podría ir bien y se recuperaría pues su diagnóstico era de paraparesia, enfermedad que se basa en una pérdida de fuerza de las extremidades pero sin llegar a la parálisis total. Bien por mala suerte clínica, o porque el daño era tal que ya resultaba prácticamente irreversible, el paso del tiempo y once operaciones quirúrgicas después no le han devuelto la buena movilidad inferior que se podría esperar. Poco a poco parecía confirmarse su destino: el depender de una silla de ruedas para toda la vida.


El primer año de su minusvalía fue el más duro, ya que pensaba que una tragedia añadida a la parálisis era que no podría volver a navegar con la caña en busca de esas grandes capturas a las que estaba acostumbrado. Un horizonte dramático sobre todo para alguien que incluso nació en una casa de pescadores donde habitaron tanto sus bisabuelos como abuelos, todos ellos profesionales de la pesca y que fueron además sus grandes maestros, que ya le inculcaron esta afición desde muy pequeño.

REPORTAJE SIGUE EN PESCAMAR Nº 129




Juan Urrutia (arriba) y Walter Tanero (abajo) otros dos ejemplos de superación gracias a la pesca a los que también cito en este artículo.









4 comentarios:

  1. Fenomenal reportaje Jose Luis, muchas gracias por tus palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Walter, tu historia merecía ser contada y conocida porque también es una forma de conocer que con tu tenacidad, la de nuestro inolvidable Juan Urruita o la de Francisco es posible salir adelante gracias a la pesca o las aficiones de cada uno. Un abrazo a ambos

    ResponderEliminar
  3. Exelente reportaje, pero sobre todo exelente eleccion del tema, y de los personajes, por esas cosas de la pesca soy seguidor de las aventuras de los tres que mensionas y sin dudas que son ejemplo, esto si es marca España sin ninguna duda, felicitaciones y gracias
    PD: aun no he visto la revista en mi pueblo no llega asi que estoy en la faena de buscarla en los alrededores

    ResponderEliminar