Pincha reproductor para escuchar el último programa de radio sobre pesca deportiva dialdepesca.com

domingo, 2 de junio de 2013

Pesca con vivo o tirolina en Pescamar nº 123 junio 2013

Este mes de junio de 2013 aparece una reportaje mío sobre la pesca con vivo con tirolina, una técnica que puede ser eficaz pero está en desuso por que es laboriosa y requiere cierto tiempo. Os añado el comienzo del reportaje.  



Pesca con pez vivo
Tirolina directa hacia la lubina


El uso de pez vivo como reclamo es una técnica tan antigua como efectiva. Hoy en día con el auge de los artificiales, o los cebos envasados, el pescador se ha vuelto un poco perezoso en una modalidad que requiere doble dedicación: en primer lugar pescar el vivo, y posteriormente salir de nuevo en una segunda batida a por el depredador. Os explicamos detalladamente  la técnica de la “tirolina” o “ascensor”, con la que podréis pescar desde espigones, puertos, roquedos o incluso al surfcasting, haciendo nadar al vivo suavemente por la línea madre como guía  para reclamar el ataque de los más gigantescos depredadores.


Autor y fotografías: José Luis Lago García


Hay tres leyes esenciales en la pesca.  Primera: “pez grande come a pez chico”. Segundo consejo: “utilizar siempre que sea posible el mismo cebo de la zona”. Y  tercera norma infalible: “cuanto más fresca sea la carnada, más atraerá el voraz apetito del depredador”. La combinación de este triunvirato se plasma sin lugar a dudas en la pesca con pez vivo, una de las técnicas más antiguas en la pesca que pescadores profesionales y patrones de barca deportiva emplean en algunas zonas gracias a su contrastada eficacia.
No obstante la técnica del vivo tiene también varias características que desalientan a muchos pescadores deportivos de orilla. La primera es la dificultad -cuando no la pereza- de conseguir o pescar primero las piezas vivas para después emplearlas en la segunda fase en busca de depredadores. 


También a priori parece complicada la conservación de estos peces vivos en óptimas condiciones, pues sin duda es más cómodo, rápido y sencillo utilizar otro tipo de atractivos para el gancho como los arenícolas “prefabricados y envasados” que se pueden fácilmente conseguir en las tiendas de pesca. El lanzador también puede evitar muchos esfuerzos y contratiempos mediante el uso de otras carnazas que atraigan el apetito de depredadores adquiriéndolas en pescadería como sardinas, caballas, sepia, pulpo, calamar…que se pueden tener a mano en la nevera.




Sumando a estas causas, el gran auge de los últimos años del spinning con sus artificiales han apartado al uso del vivo, ya que algunas imitaciones simulan perfectamente a los movimientos que realizan los pescados reales consiguiendo con estos señuelos un método rápido, limpio y también eficaz, con el que se consigue también se alcanza el éxito en esporádicas capturas de trofeos de infarto.
Otra circunstancia que puede tirar atrás a muchos pescadores para no utilizar este método es que evidentemente se hace padecer a un animal vivo, lo que acentúa la sensibilidad o rechazo a una técnica que no se puede negar: no está hecha para corazones sensibles.





Se añaden a estos pequeños atrancos que la legislación no está siempre a favor de esta técnica, como explicamos en su apartado concreto. Y sin duda, cuando no la causa principal para desestimar su uso, es que no hay que olvidar el gran tiempo y dedicación que requieren las dos fases: la primera para conseguir los vivos, a la que se suma la segunda tanda al realizar la pesca de los depredadores, por lo que se duplica la dedicación necesaria.

                                 Mayores posibilidades de éxito

Y una vez dicho este preámbulo, comentar que la eficacia de esta técnica teóricamente se incrementa respecto a otras modalidades en cuanto a buenas piezas obtenidas. 

SIGUE EL ARTÍCULO  COMPLETO EN LA REVISTA PESCAMAR Nº 123


           Aquí la foto de un buen amigo mío en acción que prefiere permanecer en el anonimato ¡¡Un saludo!!



El reportaje me animó a realizar este dibujo en el que explico esta técnica y que me sirvió para revivir mi afición al dibujo de cómics en mi infancia.

2 comentarios:

  1. Gracias VItu, a ver si lo probamos un día por tu Barbanza y nos dejamos de artificiales y seguro qeu capturas la lubina de tu vida ajjajajjaj
    Un abrazo y gracias JL

    ResponderEliminar